Cuando me senté bajo una extraña bóveda de árboles,

Con la Nada como compañía, sin amor ni amigos,

Mi corazón se volvió de pronto hacia tí,

Y sentí tu amistad, un lazo suave sobre mis manos.

– En retrospectiva – Poema de Charlotte Brontë

Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter